Tai chi para la salud cardiovascular

taichi_mujer

Los movimientos suaves y coordinados y el control de la respiración del tai chi aportan beneficios a nivel global y, al ser ejercicios de bajo riesgo, están especialmente recomendados para mejorar la calidad de vida en pacientes con enfermedades cardiovasculares.

El tai chi o Qi gong es una disciplina tradicional china en la que se combinan las artes marciales y la meditación a través de ejercicios de respiración, relajación y atención mental  para mejorar la salud. A través de diferentes movimientos, que se realizan de forma suave y armónica, se combina el equilibrio y la respiración. Las posturas fluyen las unas hacia las otras de forma natural, por lo que el cuerpo permanece en movimiento constante.

Es un ejercicio de bajo impacto que ayuda a trabajar la fuerza, la flexibilidad y el equilibrio y que, por sus movimientos suaves, está recomendado para personas de cualquier edad y condición, especialmente para adultos mayores y personas que padecen sobrepeso, y que ayuda a mejorar la salud y el bienestar de pacientes con enfermedades cardiovasculares.

Beneficios del tai chi para el corazón

En la enfermedad cardiovascular, el ejercicio se convierte en una parte indispensable de los hábitos saludables que tiene que adoptar el paciente. Su práctica debe ser progresiva, pero continua, y el tai chi es una rutina recomendada en esta condición.

Estudios de la Universidad de Harvard (EE.UU.) y de la Universidad de Shangai (China) han confirmado, a través de sus investigaciones, que la práctica de este tipo de ejercicio disminuye la presión arterial sistólica y la presión arterial diastólica, las lipoproteínas de baja densidad (LDL o colesterol malo), y los triglicéridos.

Por otro lado, como el ejercicio físico y la respiración se combinan, se oxigena el organismo de forma eficiente, lo que favorece el buen funcionamiento cardiovascular, pulmonar y sanguíneo. Unido a la concentración requerida, ayuda a relajar las tensiones y a reducir el estrés.

taichi_parque

Según indica la Fundación Española del Corazón, los beneficios de la práctica del tai chi están más que comprobados por los especialistas, y se pueden resumir en:

  • Controla la tensión arterial, los niveles de colesterol y de glucosa.
  • Ayuda a bajar y controlar el peso.
  • Disminuye la formación de coágulos sanguíneos y aumenta la capacidad para disolverlos.
  • Mejora la forma física y la tolerancia al ejercicio.
  • Ayuda a que el corazón funcione mejor: reduce el número de latidos por minuto, mejora su contracción y desarrolla nuevas arterias.
  • Evita la ansiedad, la depresión y el estrés.
  • Mejora la calidad de vida, reduce las recaídas y la mortalidad.

Aunque el tai chi es una práctica recomendada para cualquier persona, si se padece alguna patología  siempre es conveniente consultar con el médico para consensuar qué rutina de ejercicio es la más conveniente para cada condición particular.

Publicado el 25-04-2019
Facebook Twitter Google+ LinkedIn
FarmaCardio