¿Qué es el colesterol y qué tipos hay?

colesterol.jpg

La gran cantidad de campañas preventivas y de cuidado de la salud de los últimos años han hecho que tengamos muy presente la palabra “Colesterol”. Lo vemos como una amenaza para nuestro corazón relacionada con la grasa de los alimentos y que tenemos que procurar “no tener alto”. Pero ¿sabemos qué es realmente el colesterol? En este artículo veremos qué es, qué tipos hay y cómo afecta a nuestra salud.

¿Qué es el colesterol?

Según la Sociedad Española de Hipertensión, “El colesterol es un tipo de grasa que circula en la sangre e interviene en muchos procesos del organismo”. Se sintetiza continuamente en el hígado y circula unido a proteínas en la sangre.

¿Cuál es la función del colesterol? 

  • Está ampliamente distribuido por el organismo, especialmente en la bilis, sangre, tejido nervioso, hígado, riñón, glándulas suprarrenales y fibras nerviosas.
  • Recubre las conexiones neuronales de nuestro cerebro.
  • Facilita la absorción y el transporte de ácidos grasos.
  • A partir del colesterol se sintetizan algunas hormonas, como la sexuales y las tiroideas.
  • Por acción de los rayos solares, en la piel el colesterol se transforma en vitamina D.

¿Qué tipos de colesterol hay?

Para ver la tipología del colesterol primero tenemos que entender qué es exactamente: 

Cuando ingerimos la grasa de origen animal que contienen algunos alimentos, nuestro organismo debe asimilarla y transportarla a los diferentes tejidos. Este transporte no es fácil, ya que la mayor parte de nuestra sangre es agua y la grasa no se disuelve bien en ella. Necesita entonces cubrirse con otras sustancias que sí sean solubles en agua, (como algunos fosfolípidos y proteínas), dando lugar a la lipoproteínas, con diferente composición, peso y función.

La cantidad y el tipo de proteínas y grasa que forma la lipoproteína va a determinar su densidad: la grasa es menos densa, por lo que si contiene más grasa y menos proteínas, consideraremos que la lipoproteína es de baja densidad. Y al contrario. 

Por su función, las lipoproteínas más importantes para el organismo son: 

  • las llamadas de “alta densidad”, las HDL (que corresponden a las siglas High Density Lipoproteins) o también conocidas como “colesterol bueno”, y 
  • las de “baja densidad”, las LDL (Low Density Lipoproteins) o conocidas como el “colesterol malo”.

¿Cómo afectan los tipos de colesterol a la salud?

El colesterol HDL o de alta densidad es el “colesterol bueno” porque contiene más proteínas que grasas. Esta lipoproteína, al asemejarse más al colesterol viejo que ya circula en sangre, se adhiere y puede recogerlo y barrerlo con más facilidad para transportarlo hasta el hígado, donde se almacena o se expulsa a través de la bilis. De este modo se evita la acumulación del colesterol en la sangre que puede llegar a taponar venas y arterias.

Al colesterol LDL o de baja densidad se le considera el “colesterol malo” porque contiene más grasas que proteínas. La función de esta lipoproteína es transportar el nuevo colesterol del hígado a las células del organismo. Por sí mismo no es malo, pero si se acumula puede pegarse a la elastina de las paredes de las arterias, dejando adherida la grasa que contiene y dando lugar a la placa de ateroma, responsable de la aterosclerosis. 

Una vez conocidos estos datos, ya sabemos mejor el importante papel que desempeña del colesterol para nuestro organismo. Es necesario, pero también puede ser malo. Por eso es importante conocer sus niveles mediante un simple análisis clínico y regularlo a través de una buena alimentación, o incluso medicación, en caso de ser necesario.

¿Cuáles son los niveles óptimos de colesterol? 

niveles_colesterol.jpg

Publicado el 14-04-2016
Facebook Twitter Google+ LinkedIn
FarmaCardio