Tener un gato mejora la salud del corazón

mascotas_salud_cardio_ni_os

Los beneficios que aportan las mascotas en la salud de toda la familia están científicamente demostrados: en los niños previenen alergias y infecciones respiratorias y mejoran el sistema inmunológico, y en general mejoran el ánimo y la autoestima. Pero con motivo del Día Internacional del Gato, que se celebra cada 8 de agosto, queremos centrarnos en cómo estos felinos benefician especialmente la salud del corazón.

Se reduce el riesgo de infarto

Un estudio de la Universidad de Minnesota en el que se monitorizaron a 4500 personas, y tres de cada cinco tenían un gato, reveló tras 10 años de investigación que el riesgo de muerte por accidente cardiovascular es un 30% menor en las personas que conviven con un felino.

Se reducen los niveles de estrés y la ansiedad

El hipnótico ronroneo del gato calma los nervios y reduce el estrés. Los mininos pueden producir vibraciones de entre 20 y 140 hercios al ronronear, una frecuencia considerada beneficiosa para una gran variedad de enfermedades y que nos aporta una sensación de bienestar y tranquilidad.

gato_mimos

Se reducen los niveles de presión arterial

Al disminuir el estrés, también se reducen los niveles de presión arterial, sobre todo en los pacientes hipertensos y de alto riesgo. Además, si nos unimos a una de las muchas siestas que realizan los gatos, podemos tener mejores valores de presión arterial, ya que la siesta reduce la presión sistólica y ayuda a combatir la hipertensión.

Nos hacen reír

Las risas que nos provocan los juegos, las travesuras y las actitudes de nuestro gato son muy beneficiosas para el corazón: una buena carcajada libera estrés y la risa activa el organismo y el sistema respiratorio, lo que favorece la oxigenación y libera endorfinas y óxido nítrico, lo que favorece la vasodilatación y mejora la circulación sanguínea.  

Combaten la depresión, y mejoran el estado de ánimo

Vivir e interactuar con nuestro gato mejora nuestro humor y nos marca unas rutinas necesarias para su cuidado y bienestar. También nos ayudan a expresar sentimientos, a relacionarnos y a dar amor, por lo que se reducen los sentimientos depresivos. Y es que acumular emociones negativas puede ser tóxico para el cuerpo y puede incrementar el riesgo de muerte por una enfermedad cardiovascular.

gato_anciana

Suprimen la sensación de soledad

Acariciar a nuestro amigo felino estimula la liberación de oxitocina, una hormona que funciona como neurotransmisor y que está implicada en comportamientos y emociones  relacionados con la confianza, la generosidad, la formación de vínculos, los comportamientos de cuidado, la empatía o la compasión. Las personas que tienen un gato estimulan el contacto físico y la comunicación, por lo que cumplen las necesidades de relación social, muy beneficioso en personas mayores y también, por ejemplo, en los niños autistas.  

Así que no lo dudes, un felino en tu vida te dará compañía y mucho amor, pero también salud, incluída para tu corazón. Adopta a un gatito y descubre todo lo que te puede ofrecer. Pero avisamos: te convertirás en uno de los incondicionales adoradores y achuchadores de mininos.

Publicado el 06-08-2018
Facebook Twitter Google+ LinkedIn
FarmaCardio