La diabetes y el riesgo cardiovascular

La diabetes mellitus es una enfermedad que se manifiesta por niveles altos de azúcar en sangre de forma constante. Se produce cuando el páncreas no puede crear suficiente insulina o cuando ésta no puede ser procesada de forma correcta por el organismo para la producción de energía. Si los niveles hipoglucémicos no se controlan, pueden provocar complicaciones serias en la salud, como accidentes cardiovasculares, la pérdida de visión, enfermedad renal y neuropatías.

Diez millones de personas son diagnosticadas cada año en el mundo con diabetes tipo 2. Pero 1 de cada 2 adultos está sin diagnosticar, porque la enfermedad puede desarrollarse durante varios años de forma asintomática. En este sentido, los controles y la prevención son fundamentales.

diabetes

Diabetes tipo 2 y riesgo cardiovascular

La diabetes mellitus tipo 2 es un tipo de diabetes que afecta principalmente a los adultos y se caracteriza por una resistencia a la acción de la insulina sobre las células.

Numerosos estudios han demostrado que los accidentes cardiovasculares están asociados de manera muy importante a la diabetes. Muchos ensayos clínicos recientes han comprobado que los individuos con diabetes sufren una mayor incidencia de accidentes cardiovasculares que los no diabéticos. Además, muchos pacientes diabéticos presentan a su vez otros factores de riesgo, lo que supone aún un mayor aumento del riesgo cardiovascular.

El factor más importante en el desarrollo de la diabetes hoy en día es la obesidad. Cuando las células están cargadas de grasa se hacen insensibles a la insulina, lo que dificulta la entrada de la glucosa en la célula, en el interior de la célula, contribuyendo así al mantenimiento de niveles de glucosa en sangre anormalmente elevados.

El aumento de la glucosa en la sangre es muy perjudicial, ya que facilita la formación de aterosclerosis, elevando así el riesgo de padecer un accidente cardiovascular y sus posibles complicaciones: angina de pecho, infarto de miocardio o muerte súbita. Tambièn potencia el efecto de otros factores de riesgo, como la hipertensión, el tabaquismo o el colesterol elevado.

¿Qué síntomas presenta la diabetes?

La diabetes tipo 2 puede desarrollarse durante varios años sin una sintomatología específica, por lo que puede resultar complicado su diagnóstico. Sin embargo, podemos alertarnos al notar los siguientes síntomas:  

  • Sed excesiva
  • Hambre excesiva
  • Pérdida de peso
  • Micción frecuente
  • falta de energía
  • visión borrosa

La importancia de la prevención en la diabetes

Lo primero que debemos tener en cuenta es que existen varios factores de riesgo a la hora de desarrollar diabetes tipo 2: el historial familiar, la falta de ejercicio, una dieta poco saludable y el sobrepeso. Como vemos, algunos son controlables.

Está comprobado que una alimentación saludable y la realización de actividad física pueden reducir hasta en un 70% el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

diabetes

Alimentación saludable

Según la IDF (International Diabetes Federation), la alimentación saludable para prevenir la diabetes tipo 2 y controlar de forma efectiva todos los tipos de diabetes, debe contener:

Más:

  • Verduras de hoja verde y fruta fresca.
  • Pan integral, arroz integral y pasta integral.
  • Grasas insaturadas (dentro de la dieta mediterránea es fundamental el aceite de oliva).
  • Yogur sin azúcar.
  • Nueces.
  • Agua, café o té sin azúcar.

Menos:

  • Pan blanco, arroz blanco y pasta refinada.
  • Carne procesada y carne roja.
  • Zumos de fruta envasados y refrescos.
  • Grasas saturadas.
  • Cremas de chocolate y mermeladas.

Es especialmente dañino para las arterias los picos de glucosa, por eso es recomendable que la alimentación sea en pequeñas cantidades a lo largo del día.

Actividad física

El sobrepeso es uno de los mayores factores de riesgo para desarrollar diabetes tipo 2. La actividad física controla los niveles de glucemia en sangre, reduce el sobrepeso, mejora la calidad de vida del paciente y evita las posibles complicaciones que puedan surgir por el desarrollo de la enfermedad.

Algunos ejercicios adecuados pueden ser: nadar, bicicleta, andar a paso ligero, bailar... Con tan sólo 30 minutos de ejercicio diario se puede reducir hasta en un 40% el riesgo de diabetes tipo 2.

También es fundamental controlar otros factores de riesgo cardiovascular, sobre todo la hipertensión y el tabaquismo. La unión de la diabetes a otros factores de riesgo cardiovascular aumenta significativamente la posibilidad de sufrir un accidente coronario.

La identificación precoz de diabéticos con enfermedad cardiovascular (cuando aún no presentan síntomas) es la mejor táctica para reducir las complicaciones y la mortalidad por esta causa.

Día Internacional de la Diabetes

dia_mundial_diabetes

El 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes. Debido el aumento de casos a nivel mundial, fue instaurado por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1991 como medio para aumentar la concienciación global sobre la diabetes.

En el Día Mundial de la Diabetes, recuerda que la incidencia de esta grave afección, que afecta de forma significativa a la salud cardiovascular, sigue aumentando. Y continuará esta tendencia a no ser que nos hagamos responsables desde ahora para prevenir este enorme crecimiento.

La adopción de hábitos de vida saludable y los controles periódicos son imprescindibles para prevenir riesgos a la hora de presentar un diagnóstico de diabetes mellitus tipo 2, mejorar significativamente nuestra salud cardiovascular y nuestra calidad de vida. ¡A por ello!

Publicado el 14-11-2016
Facebook Twitter Google+ LinkedIn
FarmaCardio