Gimnasia abdominal hipopresiva: los beneficios de fortalecer la musculatura pélvica y abdominal

hipopresivos

Reducir el perímetro abdominal es muy conveniente a la hora de cuidar nuestra salud cardiovascular. Perder esos centímetros de cintura que nos sobran no es fácil, ya que requiere esfuerzo y mucha constancia. Un buen método para lograrlo es la gimnasia abdominal hipopresiva, que fortalece la musculatura abdominal y pélvica. La práctica de estos ejercicios, además de ayudarnos a mantener a raya la acumulación de grasa en la zona el abdomen, tiene otros beneficios muy importantes, sobre todo para la mujer.

¿Qué es la gimnasia abdominal hipopresiva (GAH)?

El método hipopresivo consiste en una serie de ejercicios basados en posturas y técnicas de respiración que trabajan la musculatura profunda del abdomen y a la vez fortalecen y reeducan el suelo pélvico.

Aunque originariamente este método se creó para una correcta recuperación de la musculatura abdominal y el suelo pélvico tras el parto, hoy en día se utiliza para mucho más. Terapéuticamente, la gimnasia abdominal hipopresiva se utiliza para el tratamiento y la prevención de ciertos trastornos digestivos, ginecológicos, urológicos y traumatológicos posturales, a cualquier edad y en ambos sexos. Y como disciplina deportiva es muy práctica a la hora de afinar la cintura y tonificar la pared abdominal, como tratamiento corrector postural o para incrementar la capacidad pulmonar.

¿Qué beneficios tiene la gimnasia abdominal hipopresiva?

El aumento del tono muscular de la faja abdominal y el suelo pélvico conlleva múltiples beneficios tanto físicos como estéticos:

- Fortalece la zona abdominal. Al ejercitar la musculatura oblicua y transversal del abdomen sin peligro de dañar la columna, los hipopresivos son mucho más efectivos y rápidos que los clásicos abdominales para tonificar y moldear la cintura.

- Ayuda a la recuperación tras el parto. Tras el sobreesfuerzo muscular durante el embarazo y el parto, el cuerpo debe volver a recuperar su forma y su tonificación, tanto  abdominal como pélvica. Con los ejercicios hipopresivos conseguimos fortalecer de forma muy efectiva la zona abdominal y reforzar la musculatura vaginal.

- Previene y mejora los problemas de incontinencia urinaria. A partir de los 40 años las mujeres pueden empezar a sufrir pérdidas de orina. Los hipopresivos consiguen, al fortalecer la musculatura, la reducción de la presión abdominal y el reposicionamiento de la vejiga. Como también se tonifica el suelo pélvico, se consigue la prevención y la mejora de la incontinencia urinaria.

- Mejora la capacidad cardiopulmonar. Con este método se trabaja la extensión de la caja torácica y el control y la flexibilidad del diafragma. Esto mejora la función respiratoria y el rendimiento cardiopulmonar a la hora de realizar ejercicios aeróbicos, que son los que benefician el corazón.

- Mejora la vida sexual. Al aumentar el riego sanguíneo en la pelvis y fortalecer la musculatura pélvica, la zona genital se vuelve más sensible, lo que beneficia en el disfrute y la salud sexual.

- Ayuda a recuperar una correcta postura corporal. Los ejercicios de succión y presión negativa intraabdominal ejercen un efecto de tracción sobre los discos intervertebrales que, combinados con otros métodos, refuerzan la musculatura de la espalda, facilitando una mejora postural.

- Previene las hernias. Las hernias se producen por dos causas: cuando existen puntos débiles en la pared abdominal y cuando la presión en el abdomen empuja hacia fuera el contenido abdominal por los orificios herniarios. Al reforzar el tono muscular de la faja abdominal y el suelo pélvico, se previene la formación de hernias abdominales, inguinales, de disco y vaginales.   

hipopresivos

¿Cómo se hacen los ejercicios hipopresivos?

Mediante una contracción del músculo diafragma tras la expiración y en apnea respiratoria durante 25 segundos (es decir, aguantando la respiración), se consigue realizar un efecto de succión de las vísceras. Esto provoca una presión negativa en la faja abdominal y del suelo pélvico, lo que produce una reacción muscular refleja.

La gimnasia abdominal hipopresiva se trata de una técnica que requiere un control adecuado tanto de las posturas como de la respiración, por lo que es necesario el aprendizaje con un instructor. Una vez conocemos el método correcto, podemos trabajar de forma individual en casa y ver resultados visibles a partir de un mes aproximadamente.

Contraindicaciones

Los ejercicios hipopresivos no están recomendados ni para las mujeres embarazadas ni para personas que sufran de hipertensión (el ejercicio de apnea respiratoria es perjudicial en estos casos). Publicado el 21-12-2016
Facebook Twitter Google+ LinkedIn
FarmaCardio