Escuchar música beneficia tu corazón

musica_corazon

Los beneficios de la música han sido reconocidos desde la antigüedad. Pitágoras ya decía que cura el alma y numerosas investigaciones han reflejado que la música influye en el humor, en la creatividad, en las capacidades cognitivas e incluso en la salud.

Los efectos de la música

Las emociones, tanto positivas como negativas, promueven la secreción de hormonas, que actúan en el sistema celular del organismo.

Escuchar la música que nos gusta estimula la misma zona del cerebro que cuando comemos chocolate, practicamos sexo o nos enamoramos, y tiene el mismo efecto que otras emociones positivas, como la risa. Las responsables son las endorfinas que libera el cerebro y que nos proporcionan una sensación de bienestar y felicidad, una hormona que funciona como antídoto natural contra el estrés, la ansiedad, la depresión, la fatiga o incluso el dolor.

Como consecuencia, esa sensación de bienestar producida por la música reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés, que secretada en exceso es responsable del envejecimiento prematuro y del debilitamiento del sistema inmune y que puede influir de forma negativa en la salud y aumentar la predisposición a padecer enfermedades.

musica_corazon_feliz

Beneficios de la música para el corazón

La música favorece especialmente la salud cardiovascular. Algunos estudios científicos han demostrado que influye en el endotelio, la capa que recubre los vasos sanguíneos y cuya función es regular el flujo de la sangre y ajustar la coagulación y el espesamiento sanguíneo, por lo que juega un papel fundamental en el desarrollo de la enfermedad cardiovascular.

Las endorfinas que se liberan al escuchar la música que nos gusta hacen que el endotelio se dilate y  aumente el flujo sanguíneo en las regiones del cerebro asociadas a la recompensa, la emoción y la excitación.

Los beneficios de la música en el sistema cardiovascular son muchos y muy evidentes. Desde hace algunos años las investigaciones del cardiólogo Predrag Mitrovic también han reflejado que, utilizada como terapia, cura y refuerza la salud del corazón.  

En estos estudios se pudo demostrar que una adecuada selección del género musical, el tono y el tempo de una composición tienen efectos positivos en los pacientes con enfermedades cardíacas. La causa es que al generar la cantidad suficiente de endorfinas, se reduce la frecuencia cardíaca y la presión arterial, que es lo más importante cuando el corazón está dañado. Se pudo comprobar que al escuchar la música escogida por el propio paciente, el diámetro del vaso sanguíneo del brazo estudiado se dilataba un 26% y se reducía el ritmo cardiaco en 6,44 latidos por minuto.

musica_corazon_mujer

En conclusión, escuchar música puede ayudar a reducir la presión sanguínea, el ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria, la ansiedad y el dolor en pacientes con enfermedades cardiovasculares. Es tan eficaz que la musicoterapia (escuchar música como medicina) tiene beneficios probados: 12 minutos es el tiempo necesario para poner en marcha los complejos mecanismos en el organismo que son beneficiosos para el corazón y 30 minutos de música al día ayudan a mantener niveles estables de presión sanguínea, palpitación del corazón normal y menos estrés.

Así que toma nota: si quieres cuidar mejor tu salud y tu corazón, mantén hábitos saludables y ¡que comience la música!

Publicado el 19-06-2018
Facebook Twitter Google+ LinkedIn
FarmaCardio