¿El consumo diario de huevos es bueno para el corazón?

huevos

En tortilla, revueltos, duros, escalfados, rotos, al plato, pasados por agua, fritos, como ingrediente de salsas y repostería... el huevo es un alimento que en todas sus formas nos encanta, es nutritivo, versátil y barato. Si bien es cierto que es fuente de colesterol, también es el alimento proteico por excelencia, contiene multitud de vitaminas, minerales y componentes bioactivos que lo convierten en un nutriente excelente que no debemos reducir en nuestra dieta.   

El huevo es bueno para el corazón

Aunque durante muchos años y por su contenido en colesterol se ha relacionado el consumo diario de huevos con el aumento del riesgo cardiovascular, estudios europeos recientes publicados en la revista European Journal of Clinical Nutrition han evidenciado que no existe una relación significativa. También demuestran que consumir cuatro huevos de gallina o más por semana no significa un riesgo superior de sufrir un accidente cardiovascular que si se toma sólo uno a la semana.

Los mitos del huevo se van desmontando de tal forma que podemos decir, haciendo un guiño al tema, que “se ha dado la vuelta a la tortilla”: otros estudios internacionales publicados en la revista Heart, asocian el consumo diario de huevos con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular en general.   

De este modo, las pautas actuales recomiendan que el control del colesterol y del riesgo cardiovascular debe realizarse desde la perspectiva de unos hábitos de vida saludables más que limitando el consumo de colesterol. Fruta, verdura, granos integrales, productos lácteos bajos en grasa, aves, pescado y nueces deben ser abundantes en la dieta. También debemos prevenir la obesidad y el sedentarismo mediante el ejercicio regular. Para disminuir el riesgo cardiovascular también es necesario abandonar hábitos como el tabaco y reducir al máximo la ingesta de alcohol y otras sustancias adictivas.   

huevos_niño

Muchas cualidades nutritivas

El huevo es un alimento con un alto valor nutritivo, que por su fácil masticación y digestión se recomienda para todos, especialmente, niños, ancianos y embarazadas. Tradicionalmente se ha considerado un alimento reconstituyente para superar estados de cansancio, decaimiento y debilidad.

Está compuesto de clara y yema, y ésta última es donde se concentran la mayor parte de los nutrientes. En su composición encontramos proteínas de alta calidad y de gran valor biológico (especialmente la albúmina de la clara), vitaminas A, B, D y E, minerales como el hierro (al ser de origen animal favorece la absorción) y el azufre, grasa (la lecitina) y colesterol.

Al igual que la carne y el pescado no contiene hidratos de carbono ni fibra y aunque el método de alimentación y cría de las gallinas influye en su poder nutricional, no hay diferencia por el color de la cáscara: tanto los huevos blancos como los morenos tienen una equivalencia nutricional.

¿Cuál es la mejor manera de consumir el huevo?

Es recomendable comer el huevo cocinado, sobre todo la clara, ya que contiene sustancias que dificultan la absorción de otros nutrientes y que se inactivan con el calor. También se favorece la digestión de la proteína y se elimina el riesgo de infección por salmonela.

huevos_tortilla

La mejor forma de cocinarlo para personas con sobrepeso es cocido o pasado por agua. En cualquier caso es recomendable evitar comerlos fritos. Y es recomendable que las personas con trigliceridemia elijan las claras en vez de las yemas, porque no tienen colesterol ni grasas saturadas.

Para terminar, la Fundación Española del corazón, nos ofrece unas directrices sobre cómo utilizar los huevos:

  • Para conservar el huevo de forma correcta, nunca debemos lavarlo antes de guardarlo en la nevera, ya que de este modo eliminamos la capa protectora de la cáscara que impide que pasen sustancias que pueden contaminarlo.
  • Antes de cocinarlo debemos lavarnos bien las manos y limpiar los utensilios que vayamos a utilizar.
  • Debemos romper el huevo golpeando el borde con un recipiente diferente al que se vaya a utilizar para batirlo.  

En conclusión, el huevo es un alimento fantástico con un alto poder nutritivo y no es necesario restringir su consumo a no ser que se presente alguna alteración brusca en las analíticas de sangre.

Y tú, ¿ya has desmontado los mitos del huevo? ¿Cuántos consumes a la semana?

Publicado el 10-10-2018
Facebook Twitter Google+ LinkedIn
FarmaCardio