Dieta antiestrés

Cuando sufrimos estrés se ven afectados todos los aspectos de nuestra vida, incluida la alimentación. Comemos rápido y mal, lo que no sólo nos causa más ansiedad, sino que además nos puede hacer engordar. Te proponemos una dieta que te ayudará a equilibrar la ansiedad y el estrés, te hará bajar de peso y mejorará tu salud en general. 

dieta_antiestres.jpg

Nuestra salud física y mental están muy influidas, entre otras cosas, por la alimentación que llevamos. Para bien y para mal. En casos de estrés, seguir una dieta adecuada es muy importante. ¿Por qué? Porque comer rápido y mal o dejarnos llevar por la ansiedad por la comida, puede conseguir un efecto negativo y agravar la situación: más estrés, subida de peso (lo que nos causará más ansiedad), debilidad, malestar físico general y aparición de enfermedades. 

Seguir una dieta antiestrés no es muy complicado. En un artículo anterior ya explicamos qué alimentos nos van a favorecer y cuáles no en estos casos. 

¿Cómo debe ser una dieta antiestrés?

El estrés, sobre todo si es crónico, supone un gran desgaste de energía físico y mental para nuestro organismo. Para poder afrontar de forma efectiva esta situación debemos optar por una dieta variada, sana y equilibrada, que proporcione a nuestro organismo todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para recuperarse. Básicamente debe contener: 

  • Proteínas de alta calidad o alto valor biológico, ricas en aminoácidos esenciales. Normalmente se encuentran en alimentos de origen animal.
  • Vitaminas y minerales.
  • Ácidos grasos esenciales.
  • Hidratos de carbono complejos o de absorción lenta (carbohidratos).

Para ponerlo fácil, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona (COFB) ha elaborado una dieta de una semana que nos va a ayudar a conseguir el equilibrio en épocas de estrés. Haz clic en la imagen para descargar el documento PDF. 

dieta_antiestres_cofb_1200.png

Comentarios:
- El peso de los alimentos es en crudo (si no se indica lo contrario). 
- Deben tomarse 1,5-2 litros de agua al día. 
- También se pueden tomar infusiones relajantes (valeriana, tila, pasiflora...). 
- Evitar bebidas excitantes (café, té, bebidas carbonatadas con cafeína...). 
- Evitar las bebidas alcohólicas.

Estilo de vida saludable

Como ya hemos comentado, la alimentación y el estilo de vida van muy unidos. Si no tenemos buenos hábitos es más que probable que no llevemos una dieta adecuada y viceversa. Por tanto, los esfuerzos para prevenir y combatir el estrés deben ir a la par. 

Es muy importante respetar las horas de sueño y de descanso para que nuestro organismo tenga tiempo de cuplir su función reparadora y renovadora.

Practicar ejercicios de relajación y respiración como el yoga o el tai-chi nos van a ayudar a controlar la ansiedad y el estrés, así como la práctica de la meditación.

Publicado el 29-06-2016
Facebook Twitter Google+ LinkedIn
FarmaCardio