5 alternativas al automóvil para mantenernos activos

alternativas_automovil

Todos los profesionales de la salud recomiendan mantenerse activos a cualquier edad. Para la población adulta, realizar al menos 30 minutos diarios de ejercicio adaptado a cada persona es fundamental para disfrutar de una salud óptima y una buena calidad de vida. Y es muy importante en la prevención de las enfermedades cardiovasculares. Aunque somos conscientes de ello, no siempre nos resulta fácil sacar tiempo para dedicarle a la tan beneficiosa actividad física. Pero en realidad no es tan difícil: simplemente integrando pequeñas rutinas en nuestro día a día podemos conseguir ese objetivo de mantenernos activos. Aprovechando que el 23 de septiembre se celebra el Día Mundial Sin Automóvil, te contamos 5 trucos para cuidar tu salud si optas por dejar el coche en casa.    

1. Sustituir el coche por la bicicleta. Las ciudades cada vez están más preparadas para el uso de la bici como medio de transporte y cada vez hay más personas que optan por utilizarla en su día a día. Y es que, además de cuidar el medio ambiente, sustituir el coche o la moto por la bicicleta tiene grandes beneficios para la salud:

  • Cuida el corazón: reduce el riesgo de infarto, los niveles de colesterol y el sedentarismo.
  • Fortalece las articulaciones y previene la artrosis.
  • Fortalece las defensas.
  • Previene el dolor de espalda.
  • Mejora nuestro estado de ánimo y combate el estrés y la ansiedad.

2. Ir caminando al trabajo o a otros destinos. Si tenemos la oportunidad porque las distancias no son excesivas y porque nuestra condición física nos lo permite, deberíamos aprovecharlo. Caminar es una de las mejores formas de mantenernos activos casi sin darnos cuenta. La recomendación para los adultos es hacer entre 8.000 y 10.000 pasos diarios. Si además, aprovechando que el cuerpo está activo por la caminata, optamos por subir las escaleras en vez de utilizar el ascensor, el beneficio para la salud se multiplica.

alternativas_automovil

3. Aparcar lejos de nuestro lugar de destino. Si realmente necesitamos utilizar el coche para desplazarnos, una buena opción en vez de aparcar en la puerta es hacerlo más lejos, aproximadamente a unos 10 minutos de distancia caminando.

4. Utilizar el transporte público de manera activa. Sólo el trayecto hasta el metro o el autobús ya nos supone caminar un poco. Si además damos pequeños paseos mientras esperamos, aumentamos la actividad. Durante el trayecto, si nuestra condición física nos lo permite, podemos evitar sentarnos, ya que se gasta más energía y se refuerza el equilibrio. Y otro truco es subir y bajar las escaleras, evitando las mecánicas y los ascensores.

5. Aprovechar otras oportunidades para caminar. En nuestro día a día seguro que realizamos otras actividades en las que podemos aprovechar para caminar, como llevar a los hijos o a los nietos al colegio en el transporte público o andando, ir a la compra con el carro en vez de con el coche, etc.

alternativas_automovil

Como vemos, son rutinas sencillas. Además, entre todos los beneficios para la salud que tiene el dejar el coche en casa, otro muy importante es el ambiental. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la contaminación atmosférica provocada por el tráfico genera unas 600.000 muertes prematuras al año en Europa. Y es que la inhalación de los gases y partículas sólidas emitidas por los tubos de escape derivan en multitud de problemas respiratorios y cardiovasculares.

No utilizar el coche también reporta beneficios económicos ya que disminuyen los gastos derivados del uso del automóvil: gasolina, seguros, impuestos, parkings…

Aprovechemos estos sencillos trucos como alternativa al uso del automóvil para alejar el sedentarismo. Además de nuestra salud, cuidamos del medio ambiente y de nuestra economía. ¡Todo son ventajas!

Publicado el 19-09-2017
Facebook Twitter Google+ LinkedIn
FarmaCardio