Mindfulness para reducir el estrés y la ansiedad

mindfulness_playa

La agitación de la vida diaria, las presiones sociales y laborales, la gran cantidad de estímulos a los que nos somete la actual sociedad de la información y los problemas personales hacen que los casos de estrés y ansiedad aumenten cada vez más. Por si fuera poco, diversas empresas farmacéuticas confirman un aumento de la venta de antidepresivos desde el 2007, año en el que comenzó la crisis económica. Y es que nuestro cerebro no está preparado para afrontar tanta sobreexposición ni nuestra mente para afrontar la presión de todos estos cambios que se suceden a una velocidad vertiginosa.

El mindfulness es una práctica que puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad. Como también disminuye la presión arterial, la Fundación Española del Corazón la recomienda como terapia para el cuidado de la salud cardiovascular, ya que su práctica puede reducir el riesgo de infarto o ictus casi en un 50%.

¿Qué es el mindfulness?

El mindfulness consiste en una serie de técnicas milenarias de origen hinduista y budista. Se popularizó en occidente hace unas décadas gracias al doctor estadounidense Jon Kabat-Zinn, quien lo desvinculó de aspectos y dogmas religiosos y lo integró dentro de la llamada psicología cognitiva, que es la que estudia la forma que tiene el ser humano de entender el mundo en el que vive y cómo aplicarla a la reducción del estrés y la ansiedad.

Mindfulness significa “atención plena” o “conciencia plena”.  Puede considerarse una filosofía de vida, una práctica terapéutica sencilla que combina la meditación con los ejercicios de relajación para que la mente se sincronice con el cuerpo y se centre en el aquí y el ahora. Con la práctica, y una vez aprendida la técnica, los beneficios que nos reporta se van incrementando.

mindfulness_mujer_meditacion

¿Cómo nos ayuda el mindfulness a reducir el estrés y la ansiedad?

La gran mayoría de los problemas que pueden generar estrés y ansiedad realmente se forman en la mente. Como seres inteligentes, nuestro cerebro tiende a pensar de forma constante cómo mejorar nuestra vida. Para ello, muchas veces nos centramos en el pasado y en nuestro sentimiento de culpa por las cosas en las que hemos podido equivocarnos, y no las dejamos ir. Por otro lado, también estamos preocupados constantemente por nuestro futuro, por cómo sucederán las cosas que tenemos pendientes al día siguiente o a más largo plazo. Y nos olvidamos del presente, que es lo único que importa porque es lo único que tenemos y sobre lo único que podemos actuar. Tensiones, preocupaciones, miedos y malestar pueden llegar a generar estrés y a desarrollar una ansiedad generalizada que afecta a todos los aspectos de nuestra vida.

En estos casos, con la práctica del mindfulness aprendemos a tomar conciencia corporal y a centrarnos en el momento presente. Si somos conscientes de nuestra respiración y nuestras sensaciones corporales, es más sencillo identificar qué situaciones son las que nos causan las tensiones y el malestar y cómo nos afectan en el cuerpo. Y a través de la conciencia corporal y con ayuda de la respiración conseguimos aceptar estas tensiones y podemos dejarlas ir.

El mindfulness también nos ayuda a conocernos mejor, lo que supone un gran beneficio a largo plazo a la hora de prevenir y/o reducir la ansiedad y el estrés: en la medida en la que aprendemos a observar y a conocer nuestros pensamientos y tomamos conciencia de cómo afectan a nuestro cuerpo, podemos tener más control sobre ellos y aprender a reaccionar ante las tensiones en vez de dejar que nos controlen. Y este control nos ayuda a centrarnos en el aquí y en al ahora, viviendo la vida a cada momento, con amor y aceptación hacia nosotros mismos y hacia lo que nos rodea.

mindfulness_hombre_cafe

Otros beneficios del mindfulness

Diversos estudios han contrastado que esta práctica terapéutica produce cambios tanto a nivel psicológico como a nivel neuroendocrino, porque actúa de forma beneficiosa sobre el sistema endocrino y hormonal. Por tanto, su práctica reduce el estrés, mejora la memoria, mejora el estado de ánimo, combate el insomnio, fortalece la inteligencia emocional, estimula la creatividad, ayuda a disfrutar del momento presente, aumenta la conciencia de uno mismo e incrementa la aceptación.  

Tanto si tienes problemas de estrés y de ansiedad como si quieres mejorar tu salud y tu  manera de vivir la vida, el mindfulness puede ayudarte.

Publicado el 11-05-2018
Facebook Twitter Google+ LinkedIn
FarmaCardio