Métodos para dejar de fumar

dejar_fumar_metodos

Nadie dijo que dejar de fumar fuera una tarea fácil. Son pocos los que dejan el tabaco de un día para otro y no vuelven a recaer en el hábito, y muchas veces lo hacen como respuesta a un susto o a un problema grave de salud. Y aún así, cuesta. Tener nuestro objetivo claro, una actitud positiva y una gran fuerza de voluntad, son elementos imprescindibles para lograrlo.

Podemos intentarlo por nosotros mismos, pero si queremos tener mayores posibilidades de éxito, lo más efectivo es ponernos en manos de un profesional médico que nos dirija en el proceso y nos facilite las pautas necesarias. De esta manera, nuestras probabilidades de dejar de fumar pasan de un 10%, si lo intentamos solos, a un 60% si lo hacemos con ayuda médica.  

¿Qué métodos podemos utilizar para dejar de fumar?

Hay muchos métodos, pero no hay ninguno mejor o más efectivo que otro porque depende de cada persona. El médico debe hacer una valoración en base a nuestras circunstancias y características personales: nuestra edad, sexo, cantidad de cigarrillos que fumamos al día, años de adicción…

Pero hay una cuestión que sí es clara: lo principal para tener éxito en la difícil tarea de dejar de fumar es tener una gran fuerza de voluntad. Combinarla con alguno de los métodos que tenemos disponibles nos puede ayudar:

Terapia de reemplazo de nicotina (TRN)

Son productos de tabaco que contienen dosis de nicotina y no producen humo: parches, chicles de nicotina, spray, inhalador o pastillas para chupar. Están diseñados para tratar de igualar la cantidad de nicotina que estamos acostumbrados a obtener del tabaco y minimizar así los síntomas del síndrome de abstinencia. El porcentaje de nicotina de estos productos permite controlar bien las dosis, que van disminuyendo a lo largo del tratamiento a la vez que disminuye la adicción.

Las dosis adecuadas de nicotina en las distintas fases de TRN dependen del grado de adicción y del peso del paciente. Hay que ajustar la dosificación y limitarse al tiempo recomendado, porque un uso continuado podría, a la larga, crear también adicción a estos productos.

dejar_fumar_metodos_trn

Apoyo farmacológico

Existen algunos medicamentos compuestos principalmente de bupropión o vareniclina que pueden ayudarnos a dejar de fumar. Actúan sobre los receptores de nicotina del cerebro bloqueando el placer que nos produce fumar y disminuyendo los efectos del síndrome de abstinencia.

Los medicamentos a base de bupropión (un antidepresivo) simulan los efectos de la nicotina, por lo que disminuyen los típicos síntomas del síndrome de abstinencia. Por su parte, la vareniclina es un medicamento no nicotínico que también disminuye estos síntomas y estimula la liberación de dopamina en el cerebro para reducir el deseo de consumir, al tiempo que bloquea el efecto que relaciona la nicotina con una sensación de placer.

Como fármacos, deben tomarse bajo supervisión médica y sólo se administran con receta. Combinados con el TRN pueden dar mejores resultados a la hora de dejar el hábito de fumar.

Acupuntura

Este método es una técnica oriental milenaria y está clasificado dentro de los métodos naturales para dejar de fumar. A través de pinchazos con finas agujas en zonas específicas se liberan endorfinas y se actúa sobre la ansiedad y el malestar que produce el síndrome de abstinencia, el principal problema a la hora de abandonar el tabaco.  

Hipnosis

Este método se dirige directamente al subconsciente para eliminar la ansiedad, el estrés y los pensamientos negativos que provoca la dependencia a la nicotina. Como en el caso de la acupuntura, es un método cuya eficacia no está probada, funcionando en algunas personas y no en otras. De cualquier manera es conveniente consultar con nuestro médico, que nos puede recomendar algún terapeuta profesional.

dejar_fumar_metodos_cigarros_electronicos

Cigarrillos electrónicos

Aunque en un primer momento este método se comercializó con mucho éxito para dejar de fumar, por ahora existe mucha controversia sobre el hecho de que cumpla esa función o que las sustancias inhaladas no conllevan ningún riesgo. Uno de los inconvenientes que le ven los expertos es que, sustituir el cigarrillo por otro elemento, puede suponer una vía para retener el hábito en vez de abandonarlo.

Apoyo psicológico

En la terapia psicológica para dejar de fumar se combinan varias técnicas para que el paciente obtenga habilidades prácticas que le ayuden a superar el periodo de abstinencia. También se facilitan técnicas de control del estrés, para la reducción gradual del consumo de nicotina y para enfrentarse a los posibles problemas que puedan surgir en este sentido. La terapia puede ser individual o realizarse en grupo, lo que incrementa la motivación del fumador.

Actividades para reducir el estrés: deporte, yoga, meditación…

Está demostrado que la eficacia a la hora de dejar de fumar es mayor si se realiza ejercicio que si se lleva una vida sedentaria y si se utilizan prácticas que ayudan a reducir la ansiedad y la dependencia, como el yoga o la meditación. En estos casos se mejora la forma física y se liberan endorfinas, lo que estimula el cerebro de forma similar a la nicotina, reduce el estrés, nos da la sensación de tener mejor salud y produce un sentimiento de bienestar en este periodo de desintoxicación.

dejar_fumar_metodos_yoga

Es importante que las mujeres embarazadas, los adolescentes y las personas que presentan enfermedades afronten el reto de dejar de fumar bajo supervisión médica para minimizar posibles riesgos.

En cualquier caso, el apoyo de nuestro entorno es fundamental para facilitarnos el proceso de dejar el tabaco. Así que, prepara tu fuerza de voluntad para el intento, confía en tus capacidades y elige el método o los métodos combinados que creas que te pueden ayudar más. No es fácil pero, como siempre decimos, merece mucho la pena.

Publicado el 09-01-2018
Facebook Twitter Google+ LinkedIn
FarmaCardio